Organización

Gestiòn

Comité ejecutivo

La gestión diaria está en manos del Comité Ejecutivo.

Todos los directores efectivos de la empresa (es decir, las personas responsables de la gestión diaria) son también miembros del Consejo de Administración y del Comité Ejecutivo.

El Comité Ejecutivo está compuesto por tres personas:

  • Jos Gielen
  • Bart Dewulf
  • Sofie Lins

El primero, Jos Gielen, es el presidente del Comité Ejecutivo.

Consejo de Administración

  • Stan Galanski, presidente
  • Eddy Bruyninckx
  • Michael Casella
  • Kapimar Comm. V., representado por Jos Gielen
  • Colin Sprott

GOBIERNO

Auditor legal

El auditor legal de ASCO es KPMG Bedrijfsrevisoren BCVA, Luchthaven Brussel Nationaal 1 K, 1930 Zaventem, representado por Kenneth Vermeire.

Gobierno Corporativo

El Consejo de Administración  ha redactado un reglamento gobierno corporativo en el que se incluyen las normas más importantes relativas al mismo.
 
Éste incluye, entre otros aspectos, la política relativa a la composición y el funcionamiento del Consejo de Administración y la política de subcontratación.
 
El Consejo de Administración aprobó el 3 de mayo de 2018,  después de su consulta con los directores de la empresa, la versión más reciente del reglamento  de gobierno corporativo.

Principios fundamentales de nuestra política sobre los conflictos de interés

Nos esforzamos, en la medida de lo posible, por evitar los conflictos de interés  entre ASCO y sus administradores.

Para los propósitos de esta política, se considera que BDM NV es una compañía vinculada.

Administradores

Si un administrador tiene un interés económico que entra en conflicto, de modo directo o indirecto, con una decisión o una operación que entra dentro de las competencias  del Consejo de Administración, debe informar de ello al resto de administradores antes de que el Consejo de Administración tome una decisión. Su declaración, así como las bases que justifican su conflicto de interés, se incluirán en las actas de la reunión del Consejo de Administración. El administrador del que se trate debe informar igualmente al auditor legal de tal conflicto de interés.

Con vistas a la publicación en la memoria anual, el Consejo de Administración debe describir en las actas de las reuniones  el tipo de decisión u operación y  justificar la decisión tomada, así como las consecuencias económicas para la empresa. La memoria anual debe integrar estas actas de las reuniones.

Este procedimiento no es aplicable a las decisiones u operaciones que entren dentro de las competencias del Consejo de Administración y que se relacionen con decisiones u operaciones entre empresas, cuando una empresa sea propietaria, de forma directa o indirecta, de al menos el 95 % de los derechos de voto en la otra empresa o cuando al menos el 95 % de los derechos de voto en cada una de estas empresas lo ostente una tercera compañía.

Adicionalmente, este procedimiento no se aplica cuando las decisiones del Consejo de Administración se relacionen con operaciones normales en condiciones habituales de mercado para dichas operaciones u operaciones similares.

Directores de la empresa

Cuando un director de la empresa tenga un conflicto de interés relativo a un tema que se enmarque dentro de las competencias de  los directores, informará a los otros directores y al presidente  del Consejo de Administración antes de que se tome una decisión.

Un director de la empresa tiene un conflicto de interés según se ha indicado siempre y cuando  tenga un interés económico que entre en conflicto con una decisión u operación de ASCO, excepto cuando esta decisión u operación tenga lugar en las condiciones normales de mercado y con las garantías habituales para tales operaciones u otras operaciones similares.

Las actas de las reuniones del  Consejo de Administración deben incluir el conflicto de interés, así como la aplicación del procedimiento mencionado.

Funciones externas en una empresa con la cual ASCO no esté estrechamente relacionada

Siempre y cuando un director de la empresa o un administrador ostente una función externa en una empresa sin una estrecha relación con ASCO solo puede ofrecer servicios a tal empresa en las condiciones normales de mercado. Además, el director o administrador de que se trate no puede intervenir, influir ni tomar parte en el proceso de toma de decisiones relativas a tales servicios en ASCO ni en la empresa mencionada.